fbpx

¿Qué es el Inbound Marketing?

Inbound Marketing: qué es y cómo puede ayudarte en tu empresa

En la actualidad no dejan de aparecer nuevos conceptos entorno al marketing online. La publicidad ha cambiado profundamente con el paso de los años. El gran impacto de las redes sociales ha abierto un nuevo camino en el terreno del marketing. Hoy en el blog de Berzerk vamos a descifrar qué es el Inboud Marketing, para qué sirve, en qué puede ayudarnos, etc.

La metodología Inbound se considera una buena manera de convertir a usuarios desconocidos en clientes y promotores de tu marca. Este tipo de marketing combina distintas técnicas. Entre ellas se encuentran técnicas de marketing y publicidad no intrusivas. El objetivo del inbound marketing es contactar el cliente desde el principio, cuando éste inicia el proceso de compra y acompañarle hasta el final, para asegurar la venta. Por tanto lo que se pretende con la estrategia de inbound marketing es conectar con las personas que están iniciando el ciclo de compra. Después de eso se les acompaña con un contenido apropiado y no invasivo para que complete las fases de compra hasta llegar a la transacción de venta final. Posteriormente se trata de fidelizar a estos clientes ideales.

¿Qué activos proporciona el Inbound Marketing?

Además de impactar en visitas, registros o clientes potenciales, este tipo de estrategias de marketing generan una serie de activos. Éstos son elementos que tienen un calor económico y que además dan un rendimiento concreto. Vamos a descubrir cuáles son:

  • Canal de captación de registros independiente de los medios de pago: las estrategias de Inbound Marketing ayudan a que la empresa sea más visible en los motores de búsqueda. Es decir, genera posicionamiento y esto implica que se reciban visitas orgánicas y directas que puede convertirse en contactos para la base de datos.
  • Base de datos: con estas estrategias de marketing también se pueden crear bases de datos propias. Ya comentábamos antes que al aumentar el tráfico orgánico pueden aumentar la cantidad de clientes potenciales que llenen nuestra base de datos. Esto nos servirá para desarrollar diferentes campañas de publicidad y aumentar los beneficios de la empresa.
  • Alcance: con el Inbound Marketing se potencia la creación de una comunidad entorno a la marca. Es decir, gracias a estas estrategias se consigue alcanzar un público objetivo más amplio. Por tanto se potencia la visibilidad de la empresa y el valor de la marca, consiguiendo atraer a futuros clientes.
  • Contenido: con este marketing la marca genera una serie de contenidos de calidad que la ayudan a posicionarse como especialista en el sector en que se mueve. El contenido se crea de forma progresiva y puede parecer que en un principio no sirve para nada, pero es una práctica muy común. Algunas empresas han creado contenido que no utilizaban pero que al subirlo a la web les ha generado gran cantidad de tráfico. En conclusión, el marketing de contenidos es una buena manera de llegar a un gran público.
  • Branding: otro de los activos que ofrece el Inbound Marketing es la mejora la imagen de marca de la empresa. Gracias a una estrategia de inbound, una marca suele conseguir un mayor número de interacciones e impactos publicitarios. Esto hace que la marca se vaya haciendo poco a poco más conocida.

Metodología del Inbound Marketing

Ahora ya sabemos qué es y qué activos puede proporcionar a nuestra marca o empresa. Pero aun nos falta descubrir cómo funciona la metodología del Inbound Marketing, así que vamos a conocerla.

Sabemos que los procesos de compra se han modernizado. Hoy en día podemos pedirlo casi todo a través del móvil y que nos llegue a casa. Desde el sofá podemos coger el smartphone y decidir qué camiseta o zapatos nos vamos a comprar, qué podemos cenar esta noche, sacar las entradas para ir la semana que viene al cine y un largo etcétera de cosas. Son muchas las posibilidades que le ha dado el desarrollo y avance de Internet a las empresas porque el mercado se ha abierto y ahora existen nuevas maneras de explotarlo.

Este mercado se va adaptando a los cambios diarios. El Inbound Marketing es una manera de adaptarse a los cambios en el proceso de compra. Dicho proceso no se trata solo del modo en que los clientes compramos, implica una toma de decisiones y una manera de vivir cada fase. Para hacer este camino más exitoso contamos con el Inbound que se divide en cuatro fases que se corresponden a las etapas del proceso de compra: atracción, conversión, educación y cierre y fidelización.

Las cuatro fases del Inbound Marketing
  • Atracción

Marketing de atracción. Como su propio nombre indica esta es la fase en que atrapamos al usuario. Para ello se hace uso de estrategias de marketing online y técnicas de publicidad como puede ser el email marketing, el SEO o las redes sociales, entre muchas otras. Cuando conseguimos atraer al cliente lo dirigimos hacia una página que contiene información útil que nos ayuda a entender sy necesidad. Esta fase de captación precisa de estrategias de atracción como el contenido que se publica en el blog de la empresa que es consumido y compartido por los usuarios y genera más tráfico. De esta manera se puede atraer a un público mayor hacia nuestros productos o servicios. Entre las herramientas a utilizar en el Inbound Marketing podemos encontrar SEM, Facebook Ads o Instagram Ads, entre otras.

  • Conversión

Este es el momento en el que se activan los procesos que tienen el objetivo de convertir las visitas en datos para la empresa. Es decir en esta fase se trata de ofrecer contenido relevante y personalizado para que el usuario decida registrar sus datos y dejarlos en la base de datos de la empresa. Conseguir esta información es muy útil para que la empresa genere tráfico en la web.

  • Educación y cierre

Una vez que ya hemos atraído a los usuario y hemos conseguido introducirlos en la base de datos llega la etapa de educación y cierre. En esta fase los usuarios reciben información, a través del correo electrónico, que les servirá para cada una de las etapas del proceso de compra. Las organizaciones suelen emplear dos técnicas de automatización del marketing: el lead scoring y el lead nurturing.

El lead scoring es la valoración del nivel de cualificación de los leads (es decir, hasta qué punto es factible saber qué usuarios son los que están más próximos de finalizar una compra). Digamos que se trata de una técnica para medir cuán convencido está el comprador de adquirir algo de tu marca o empresa.

El lead nurturing es el proceso que permite entregar por correo electrónico y de forma automatizada contenidos personalizados en función de la fase del ciclo de compra del usuario, su perfil y su comportamiento.

Aunque son las que hemos comentado, no son las únicas. Se pueden usar otras estrategias como el retargeting o las estrategias de personalización de los contenidos y elementos de una web. Este seguimiento se puede llevar a cabo gracias al avance de la tecnología y a las cookies.

  • Fidelización

El último paso. En esta fase de cierre empieza la fidelización del cliente. La intención de la empresa o marca no es solo realizar una venta, es conseguir que el comprador disfrute de la experiencia y queira repetirla. Por tanto se pretende mantener contentos y satisfechos a los clientes, ofrecer información que pueda ser de utilidad y cuidar a los potenciales clientes.

En resumen, la metodología de Inbound Marketing nos ayuda a acompañar al usuario desde el momento en que sintió una necesidad e interactuó con el contenido de la web hasta que realiza su compra.

Posts Relacionados

Dejar un comentario